¿Tu diseño web realmente te ayuda a vender?

Que tu web venda¿El diseño web se refiere sólo al componente visual?

Es mucho más que eso. Tiene que ver con cómo está diseñado tu sitio para: recibir al visitante, guiarlo por la información que quieres darle y sobre todo, para llevarlo de la mano a que haga lo que quieres. Porque estás aquí supongo que lo que deseas con tu sitio es que te ayude a vender más.

Bueno, pues te invito a que hagamos un análisis con la metodología de los momentos de la verdad para tu comunicación. Este momento de la verdad es complejo porque involucra una gran cantidad de esfuerzos de comunicación previos y posteriores, así que te invito a que lo analicemos con calma y comencemos con definirlo:

Momento de la verdad: un prospecto se encuentra en el home de tu sitio web

¡Uy, qué nervios! Quien llegó ahí tiene todo el perfil para convertirse en un cliente de oro y ya llegó a tu sitio. ¿Cómo llegó ahí…?

¿Ya visitó a tu competencia o tiene pensado hacerlo después de ver tu sito…?

¿Quizá llegó, mediante una búsqueda en Google…?

¿O tal vez es alguien a quien tú o tus vendedores conocieron y le dieron tu dirección electrónica en una tarjeta de presentación…?

¿O, habrá llegado por el anuncio de publicidad que publicaste en una revista especializada…?

Supongamos que no lo sabemos, para centrarnos en el hecho de que ahí está.

Entonces, como ya sabes, con la metodología que te estoy enseñando nos toca preguntar ¿qué quisieras que pasara en una situación como esa?

Antes de responder eso, debes tomar en cuenta que el tiempo promedio de análisis de una página web por los usuarios que llegan por primera vez es de 7 segundos. En ese breve lapso analizan muchas cosas: cómo se ve el sitio, qué tan confiable les parece y sobre todo si llegaron a un lugar donde encontrarán la información que necesitan. ¿Tu diseño web está optimizado para esos 7 segundos?

Sabiéndolo, entonces ¿qué quieres decirle a tu cliente potencial que llegó hasta tu puerta, hasta tu home? No hay tiempo que perder y por lo tanto, lo que debe ver ahí es la comprobación de que encontrará lo que necesita.

¿Qué necesita de ti? Que resuelvas el problema que trae en mente. Si no lo resuelves, entonces no es tu cliente de oro, así es que no te preocupes, pero si sí lo resuelves debes decírselo claro, directo y de manera que lo seduzcas a dar un siguiente paso, porque ese siguiente paso podría ser irse con tu competencia.

Como puedes ver, para este momento de la verdad hay tres fundamentos que compartí en mi ebook, que resultan imprescindibles:

1. Identifica a tu cliente de oro

2. Ponte en sus zapatos

3. Ten clara la esencia de tu negocio

Sin esos tres fundamentos difícilmente serás capaz de conectar con tu cliente ideal y hacer que quien llegó a tu página avance en la dirección correcta que te conviene a ti.

Pero regresemos a la pregunta fundamental para analizar ese momento de la verdad y que aún no contestamos…

¿Qué quieres que suceda cuando tu cliente de oro llegue a tu sitio y descubra tu diseño web?

Nuevamente antes de contestar la pregunta necesito darte otro preámbulo a manera de preguntas para ti. Tú, ¿para qué tienes pensado tener un sitio web?

¿Para tener en línea un folleto electrónico donde describas de una buena vez y “para siempre” la esencia de tus servicios?

¿Para tener un centro de actividades on line a donde llevar el tráfico que generas con tus redes sociales, tus esfuerzos de publicidad off y on line, porque sabes que ese centro será de su interés?

Tipos de web
Dos enfoques de diseño web

 

Si tu respuesta fue la primera, entonces debo decirte que está bien, que entiendo que creas importante tener presencia en la web con un catálogo de tus productos o servicios, sin embargo como el objetivo de este blog es compartir contigo la visión de un estratega de la comunicación especializado en Pymes, debo decirte que el único enfoque que te conviene para vender más es el segundo.

Y déjame explicarte el porqué.

Si el diseño web de tu sitio fue pensado para una versión on line de tu folleto de empresa, tiene una característica que lo hace muy poco competitivo. Y no hablo de lo claro del contenido, de lo atractivo y consistente del diseño visual, ni siquiera de la buena experiencia de navegación. Tu web con ese diseño podría ser excelente en esos tres puntos, sin embargo, el gran problema en ese caso es que se trataría de una página estática y no hay nada peor para un sitio web que estar estático. ¿Sabes por qué? Porque los buscadores no los toman en cuenta y si los buscadores no te toman en cuenta, tendrás que cargar con esfuerzos propios —pagados— el tráfico que quieras llevar a tu página.

Por ello, de los dos enfoques para tu sitio, el diseño web que más te conviene para vender más es el segundo. Porque como puedes ver la definición es: tener un centro de actividades on line a donde llevar el tráfico que generas con tus redes sociales, tus esfuerzos de publicidad off y on line.

Esto quiere decir que tu sitio web, diseñado de esta manera, será un lugar en donde captar y madurar a tus prospectos hasta convertirlos en clientes que te compran —fundamento x de mi ebook—

Y entonces con esa definición, ahora sí, podríamos estar contestando a la pregunta:

¿Qué querrías que pasara en el momento de la verdad: “un prospecto llega al home de tu sitio web”?

• En primer lugar, darle una ágil recepción que le permita saber que tú resuelves la necesidad que lo llevó hasta ahí.

• En segundo lugar invitarlo a que dé un siguiente paso. ¿Cuál? Aquí pueden ser muy diversos, dependiendo el giro de tu negocio:

Si tu empresa organiza bodas, el objetivo podría ser que descarguen tu ebook con un reporte especial de las tendencias para bodas del año en curso.

Si brindas asesoría legal, el objetivo podría ser que te describieran su caso para un diagnóstico inicial sin costo.

Si das consultoría para emprendedores, el objetivo podría ser que se suscribieran a tu boletín electrónico semanal con consejos prácticos para quienes están por montar una start up.

Si tu empresa vende arreglos florales y tu sitio tiene una tienda online, entonces el objetivo sería mostrarles el catálogo y animarlos a comprar y si no compran, que se suscriban a tu boletín semanal a cambio de ofertas especiales para suscriptores.

¿Qué tienen en común todos estos objetivos…?

  1. Que en todos los casos, —salvo en el de la empresa de arreglos florales—, lo importante es que el diseño web de tu sitio esté pensado para que los prospectos lleguen y comiencen una relación de conocimiento y generación de confianza en tu negocio. Sin propiciar la venta, todavía.
  1. Que la clave para capitalizar esa visita está en la habilidad de tu sitio para conseguir que los visitantes te den su correo electrónico. Porque ése es el verdadero factor que te permitirá generar ventas con tu sitio web. Si no haces que los interesados te den su correo electrónico, estás perdiendo dinero. Así de crudo, así de simple.
El dinero está en la lista
Tu diseño web te debe ayudar a captar correos electrónicos de prospectos. El dinero está en la lista

 

¿Cuánto tráfico tienes actualmente en tu sitio web? ¿Cuántos de los que llegan se convierten en prospectos de tu base de datos? Muchos de los visitantes que llegan y no los conviertes, seguramente son captados por la competencia. De ahí la importancia de analizar este momento de la verdad, y más aún tomar medidas para hacer efectivo tu diseño web.

Para finalizar este análisis veamos…

¿Qué esfuerzos de comunicación de apoyo que necesitarías para capitalizar este momento de la verdad?

  • Una definición precisa de tu cliente de oro
  • La esencia de tu negocio
  • El look and feel de tu empresa (personalidad visual)
  • Objetivos claros para tu sitio web
  • Copywriting para tu home page en particular y para toda tu página en general, redactado desde la perspectiva de tu cliente y con enfoque SEO (de esto te hablaré en otra entrada)
  • Ebook para obsequiar o boletín electrónico semanal
  • Tienda on line (en caso de vender productos)
  • Opt in form para hacer que los interesados te den su correo electrónico a cambio de recibir tu ebook o tu boletín electrónico
  • Campaña de e-mail marketing para enviar semanalmente información útil y en algunas ocasiones informar de promociones específicas para animarlos a una compra.

Probablemente ahora estés pensando: “Luis, son muchas cosas las que debo contemplar…” y sí, parecen muchas, pero recuerda que el objetivo de este blog es transmitirte la visión de estratega de la comunicación y ello conlleva abrirte los ojos al universo completo, que por cierto no es fácil como te lo hacen ver en otros lugares, pero tampoco es imposible. Y al final vale la pena invertir en comunicación bien hecha y sobre todo enfocada estratégicamente para que vendas más.

Las buenas noticias son que si sigues este blog y los cursos gratis o premium que te ofrezco podrás ir completando tu formación o si lo prefieres, puedes contratar mis servicios de consultoría para avanzar más rápido en lo que tu empresa necesita.

Mientras tanto te dejo esta información que espero te sea de utilidad y que te deje mucho en qué pensar. Me encantaría que expusieras tus dudas o inquietudes en la sección de comentarios, puesto que siempre son muy enriquecedores para todos, tanto para mí, como para otros que siguen este blog.

Me despido. Y nuevamente, muchas gracias por tu atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *